La verdad, aunque esté en minoría, sigue siendo la verdad...

La burguesía disfraza su propio interés particular, para que de tal forma, ese interés particular forme parte del interes general

jueves, 27 de junio de 2013

Piratas son los otros

Para ampliar el caso de Somalia (El basurero del mundo), durante mucho tiempo se habló de este país como el lugar donde aparecieron grupos de "piratas", esto dicho por las corporaciones de medios occidentales. Lo que estas agencias de "información" omiten decir es que estos grupos armados surgieron para frenar el abuso de barcos pesqueros europeos, estadounidenses y asiáticos de robarle la pesca a los somalíes.
Peor aún, un grupo de voluntarios armados salieron a capturar barcos que tiraban desechos peligrosos en las aguas somalíes, hecho que se descubrió en 2004 debido a los tanques con residuos que trajeron las fuertes olas.
Las compañías europeas, perjudicadas por la acción de estos grupos, fue a pedir ayuda militar, la cual costó a los países europeos que se hicieron cargo varios millones de euros por día para mantener las operaciones en el cuerno de África.
¿Cuál es el objeto de ir a operar a aguas tan apartadas? En el caso de la contaminación se puede pensar que estos países no quieren contaminar sus costas, pero ¿por qué la pesca en esos lugares? Fundamentalmente, lo explica este documental, es que los países del primer mundo dilapidaron sus reservas pesqueras, casi no tienen nada para pescar en sus aguas, por ello van a robar a países cuyos mares están deficientemente protegidos. Otra vez, aquellos países de pasado colonialista que siguen creyéndose con derecho a abusar de los más débiles, y cuando estos se rebelan contra el abuso, ahí ya están listos los "fierros" de la OTAN para actuar en favor de las empresas.
Para colmo, los métodos de pesca de estas empresas capitalistas son terriblemente dañinos para la fauna marina, casi 1/4 de lo pescado se devuelve al mar... después de muerto. Las infames redes de pesca no diferencian entre los peces comercializables y los que no sirven para consumo, así que cada vez que una de esas enormes redes sale del mar cargada de pescados, el 25% de ellos son especies cuyos cadáveres retornan al mar.
Se cree que en unos 35 años la fauna marina estará prácticamente desaparecida, ya no habrá nada que pescar.
Vamos a hablar de piratas, pero estos no usan parche en el ojo, ni pierna de palo, son respetables hombres de negocios.