La verdad, aunque esté en minoría, sigue siendo la verdad...

La burguesía disfraza su propio interés particular, para que de tal forma, ese interés particular forme parte del interes general

martes, 25 de junio de 2013

Un genio negado: Recordando a Nikola Tesla

El dominio de los medios de comunicación hegemónicos nos suele imponer paradigmas, por ejemplo: "Thomas Alva Edison creó la bombilla eléctrica (lamparita) y Guglielmo Marconi creó la radio".
Se puede afirmar que lo antes mencionado es FALSO, ambas invenciones provienen de una misma mente brillante que el sistema de poder prefiere ocultar o minimizar porque sus logros van más allá de aquello que las masas pueden conocer.
Nikola Tesla era un ingeniero serbio que trabajó en Europa y EEUU. Este genio estaba interesado en proveer a la humanidad de energía libre e ilimitada. El concepto que Tesla tenía sobre nuestro planeta y el cosmos era revolucionario para la época que le tocó vivir y aún hoy pueden parecer perturbadores su puntos de vista.
El siguiente documental ruso muestra algunos aspectos sobresalientes de los trabajos de Tesla, uno vinculado a la enorme torre de Wanderclyffe de su invención y financiada por J. P. Morgan (nada menos). Esta torre se supone capaz de enviar energía eléctrica libre a puntos distantes del globo terráqueo sin cables, por ello se la vincula al misterioso caso de Tunguska, en esta localidad despoblada siberiana hacia principios de siglo XX cayó una enorme bola de fuego. Muchos dijeron que pudo ser un pequeño meteorito, otros un cometa (como lo afirmo el astrónomo Carl Sagan, que avaló esta hipótesis), sin embargo la caída de este "objeto" no generó cráter, sino un área aproximadamente circular quemada y centenares de árboles caídos. Se cree que la torre envió una enorme cantidad de energía a esa región ubicada casi a la misma latitud que Nueva York. ¿El misterio de Tunguska fue un experimento de Tesla?
Según parece, las conclusiones a las que llegaba Tesla eran tan relevantes para el objetivo de dominio de los EEUU que la ocultación de las mismas al conocimiento popular implicaron el ostracismo del inventor serbio, negarle logros adjudicándoselos a otros y la difamación. Tesla fue acusado de loco, vivía de prestado en hoteles de mala muerte que a duras penas pagaba con documentos propios y murió tristemente desprestigiado mientras otros "inventores del establishment" recibían elogios por los inventos que le robaron.
Tesla fue un adelantado a su tiempo, muchas de sus investigaciones sobre la ionosfera como capa de la Tierra útil para dirigir ondas electromagnéticas se consideraron para el polémico proyecto HAARP (Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia) señalado como responsable de causar terremotos, tormentas violentas y misteriosos fenómenos como el de Tunguska (hace años en un poblado de granjeros de Canadá ocurrió un hecho similar).
He aquí el hombre que pudo poner en riesgo las ganancias de las grandes companías energéticas por el bien de la humanidad, lamentablemente los poderosos terminaron utilizando su sabiduría para seguir dominando, seguir haciendo negocios... y ni gracias le dijeron.