La verdad, aunque esté en minoría, sigue siendo la verdad...

La burguesía disfraza su propio interés particular, para que de tal forma, ese interés particular forme parte del interes general

martes, 30 de diciembre de 2014

Fin de ciclo neoliberal

Terminamos el 2014 tratando un tema que viene preocupándonos en los últimos años y será tópico del año que está por comenzar. La crisis europea, y en particular la griega en la que se centra el documental, va de la mano de la imposición de las recetas neoliberales que, como siempre, son presentadas como una garantía de prosperidad y los únicos que la obtienen son los minúsculos grupos de poder económico que estafan a los pueblos.
La historia es conocida, la historia del neoliberalismo se escribe con sangre, fue impuesto en los '70 en las dictaduras latinoamericanas y luego trasladado a Europa a través del modelo de Margareth Thatcher ofrecido como "exitoso" al mundo.
De los creadores de Deudocracia, el documental griego "Catastroika" muestra una serie de resignaciones de bienes del estado griego en favor de multinacionales rapaces y sus paralelos en algunos estados donde las experiencias privatizadoras fracasaron estrepitosamente. Aún así los tecnócratas neoliberales ignoran estos fracasos e insisten con que la desregulación total del mercado es la clave del progreso....propio.
Como ya lo hemos visto por estas tierras, el discurso de los medios en contra de lo estatal va en función de los grupos económicos que pretenden explotar los bienes públicos. Servicios como agua, trenes, electricidad o gas permiten a las empresas concesionarias convertirse en monopolios y tener un mercado cautivo permanente, para ello es necesario primero un gobierno "amigo" de las privatizaciones que deliberadamente desmaneje estos servicios esenciales para demostrar al pueblo que el estado "no puede hacerse cargo de los servicios públicos porque el estado es ineficiente por naturaleza". Para ello están allí la empresas privadas que luego de obtener el usufructo y administración del servicio empiezan a aumentar las facturas so excusa de la necesidad de inversión... que nunca hacen.
Qué injusto es el sistema dominante que ante la incuria de las empresas privadas, el estado debe indemnizarlas cuando decide resignar sus licencias. El sistema judicial está organizado para defender los intereses de las multinacionales por sobre los estados. El neoliberalismo ha colonizado la legislación internacional ante la posibilidad de que algunos gobiernos se le vuelvan esquivos.
Ante un año en que las trompetas del neoliberalismo vuelven a sonar en nuestros países prometiendo aquello que sabemos no van a cumplir, donde los grupos de poder pretenden volver al despilfarro hasta hundir a nuestros pueblos en la pobreza no equivoquemos el rumbo.
No esperes ver esto en algún noticiero, (casi) todos los medios de comunicación están interesados en ocultar la negligencia del sistema económico que les interesa imponernos y que en este momento es visible ya no en rincones "perdidos" de África, sino en plena Europa.




Por un 2015 pelando por conocer la realidad que nos ocultan.