La verdad, aunque esté en minoría, sigue siendo la verdad...

La burguesía disfraza su propio interés particular, para que de tal forma, ese interés particular forme parte del interes general

miércoles, 7 de enero de 2015

Una caja cada vez menos boba

Hoy en día muchos nos preocupamos por la calidad de información que nos llega a través de los grandes medios de comunicación y se hace masiva. Que se difundan más noticias estúpidas como romances entre estrellas del jet set, el casamiento de alguna princesa o el video más popular de la semana o morbosas como algún crimen con toda clase de detalles truculentos en lugar de informarnos bien de lo verdaderamente importante no es algo novedoso ni exclusivo de nuestras latitudes.
En algún momento los medios de comunicación proliferaron con cierta diversidad que se fue deteriorando mientras el capitalismo avanzaba. Muchos periodistas tuvieron que sufrir en carne propia las limitaciones que las corporaciones le imponían a su trabajo presionando al mismo medio para el cual éstos trabajaban. El caso de los EEUU es paradigmático para comprender los conflictos entre gobiernos latinoamericanos y corporaciones de medios que hace tiempo ya dejaron de preocuparse por la comunicación cuidando sus negocios recurriendo a la desinformación por omisión o directamente, por la mentira. El principal problema es una mala copia de algo que ya es malo, el sistema de medios concentrados de los EEUU.

Llegó el momento en que las empresas se cansaron de presionar cuando algún periodista curioso investigaba cuestiones que podían afectar sus privilegios, que mejor que comprar esos medios para controlarlos ellas mismas, para ello necesitaron de la alteración de leyes y gobiernos "amigos".
El problema del dominio de los medios por parte de enormes grupos económicos ya viene ocurriendo desde hace tiempo en los EEUU. Al menos desde los años del neoliberal republicano Ronald Reagan en los 80, se vienen cambiando las condiciones para que grandes empresas incursionen en las telecomunicaciones, se fusionen cuando quieran y determinen qué noticias debe consumir el espectador y cómo deben ser presentadas haciendo trizas el viejo sueño de la prensa independiente de los EEUU.

El mercado mediático de los EEUU está conformado por 5 colosos, he aquí algunas de sus posesiones:

  1. Disney-abc: Pixar, Radio Disney, Disney Channel, Jetix, Disneyworld                                                                                                                                                         
  2. Viacom-CBS: MTV , Nickelodeon, Comedy central, The Movie Channel                                                                                                                                                         
  3. News Corporation (del australiano Rupert Murdoch): cuenta con medios en varios países, entre los más conocidos: The Wall Street Jornal, The New York Post, The Sun (Reino Unido), 20th Century Fox, Canales Fox (classics, sports, etc), National Geographic Channel, FX Networks, Syfy, Utilísima (Argentina), MySpace, Telecine action (Brasil), Revista Vogue (Australia), Fox Telecolombia, televisión satelital Sky (Alemania), Fox Turquía                                                                                                          
  4. General Electric-RCA: NBC, 80% de Estudios Universal                                                                                                                                              
  5. AOL-Time Warner: CNN, HBO, Cartoon Network, ICQ, TNT, TBS, Turner Broadcasting System, Warner Brothers, revista MAD.
Magnate Rupert Murdoch
Tengamos en cuenta que la mayoría de los canales que tienen nuestros servidores de cable o tv satelital le pertenecen a estas compañías, los que no, seguramente en su mayoría pertenecen a grupos mediáticos locales que operan de manera similar en sus países a sus pares estadounidenses (TV O Globo en Brasil, Grupo Clarín en Argentina, Red Caracol en Colombia o Televisa en México). Solamente en EEUU estos 5 grupos poseen alrededor del 90% de los medios de comunicación en un país que dice ser paradigma de la libertad (sin duda de empresa).
El colonialismo no acabó, está vigente cada vez que le das "ON" a tu control remoto.