La verdad, aunque esté en minoría, sigue siendo la verdad...

La burguesía disfraza su propio interés particular, para que de tal forma, ese interés particular forme parte del interes general

martes, 30 de enero de 2018

Gran loteo en Argentina: Pasen y vean

Joe Lewis
Para un habitante medio de Argentina no es fácil acceder a una vivienda propia. Este país que es el séptimo más extenso del planeta cotiza las tierras urbanas a precios carísimos haciendo que cualquier trabajador deba endeudarse para comprar un terreno o vivir alquilando.
Sin embargo hay personas que pueden conseguir tierras muy baratas en ese país y paradójicamente se trata de extranjeros ricos. Adquieren exhorbitantes extensiones de tierra con una facilidad difícil de hallar en otros países, en particular en sus países de origen.
La posesión de la tierra es un tema delicado de la historia argentina, los pueblos originarios fueron
Luciano Bennetton
despojados de los sitios que ocupaban durante siglos y sus territorios fueron repartidos entre las familias más ricas del país como muestra el documental Awka Liwen en el caso de la Patagonia. Este atropello es aún motivo de disputa entre estos millonarios terratenientes y comunidades originarias que mantienen un activo reclamo por sus tierras ancestrales.
El gobierno neoliberal de Mauricio Macri se preocupa demasiado en hacer aparecer a las comunidades mapuches como terroristas (mote que tiempo antes ya se venía utilizando en Chile), fomentando el debate sobre la peligrosidad de grupos en lugar de poner el foco en la legitimidad y legalidad de estos poderosos terratenientes en ocupar esas tierras. Esta lucha se ha recrudecido en el último tiempo ante la detención de referentes mapuches como Facundo Jones Huala a quien los medios presentan como un secesionista que le declaró la guerra a Argentina por el solo hecho de exigir la devolución de tierras en poder de estos billonarios y las muertes en protestas de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, éste último muerto en enfrentamiento según las fuerzas de seguridad. Enfrentamiento raro, el balazo fue en su espalda...
Douglas Tompkins
Muchos de estos millonarios tienen nombre y apellido: Ted Turner (dueño de la CNN), Luciano Bennetton (dueño de la cadena de indumentaria), Douglas Tompkins (empresario del rubro de indumentaria de campamento y "ecologista", fallecido en 2015) y Joe Ted Lewis (dueño del club Tottenham de fútbol, tendría unos 5.3 billones de dólares). El presidente argentino Macri se jacta de ser amigo de éste último y lo visitó en su estancia de la Patagonia con lago propio: el Lago Escondido que es prácticamente inaccesible desde el exterior, algo prohibido por la letra muerta de la ley argentina.
Estancia de Lago escondido (Joe Lewis)
Joe Lewis es un personaje curioso, pocos animan a cuestionarse como llegó este británico a apoderarse de las mejores tierras del sur argentino, en zonas próximas a la frontera con Chile (lo cual también está prohibido en la ya generosa ley de acceso a la tierra argentina). Todos saben que Lewis tiene testaferros argentinos que hacen la compra por él, pero él es el verdadero dueño. En sus campos hay pistas para aviones y se sospecha que existen vuelos ilegales desde hace tiempo entre sus estancias y las Islas Malvinas, ocupadas por el Reino Unido y reclamadas por Argentina desde 1833.

Empresario Ted Turner
Hoy se siguen ofreciendo lujosas estancias en las páginas de periódicos como New York Times, como se puede apreciar en las fotografías, los paisajes patagónicos parecen paradisíacos, pero están vedados a la posesión de argentinos medios y parecen exclusivos para estos millonarios cuyo interés en la región da lugar a muchas sospechas.
La Patagonia es una tierra de fantasías, desde tiempos remotos esta región apartada del planeta generó interés en muchas potencias coloniales como Gran Bretaña, Francia, Holanda y España aunque nunca pudieron tomar la región de manera permanente.
Hoy siguen abundando toda clase de teorías sobre estas tierras que van desde el interés israeli (como el Plan Andinia o las incesantes visitas de Mochileros sin Fronteras), las bases militares secretas chinas sobre las que se hablaba mucho durante el gobierno de Cristina Fernández y hoy no se tienen noticias, la ocupación silenciosa y pacífica de los británicos a través de estas compras para asegurarse un amplio sector antártico y aniquilar el sueño argentino de recuperar Malvinas.
La soberanía argentina (y quizá, sudamericana) está a prueba en la Patagonia, la escasa población, la manipulación de la información que nos llegan de estas tierras lejanas y los gobiernos entreguistas siembran preocupación que no solo es argentina. En tiempos de crisis pasados se sugirió la hipotética balcanización de Argentina comenzando por la independencia de la Patagonia, territorio para el que se propuso una monarquía liderada por un ¿mapuche?, no. ¿Tehuelche?, tampoco... un francés llamado Orélie-Antoine de Tounens...¿Alguien se imagina a un argentino autoproclamándose monarca de Bretaña, Aquitania o Gales? Seguro que no.



El documental que aquí les presentamos lo realiza una de las periodistas más famosas del Grupo Clarín: María Laura Santillán en plena disputa de este grupo de medios con el gobierno de Cristina Fernández (2007-2015), el documental tiene un testimonio que nos parece valorable más allá de la intencionada crítica a aquel gobierno que no avanzó mucho en cuestiones de la posesión de tierra.
Hoy en el poder hay un gobierno mucho más simpático para este grupo mediático y sería impensado volver a ver en su pantalla testimonios como este, la situación no ha cambiado en absoluto y podría decirse que empeoró, hoy se pretende asumir como un derecho adquirido de estos millonarios la ocupación de tierras que compraron a precio vil a aquellos colaboracionistas del genocidio conocido como la "Campaña del Desierto", se difama a las comunidades originarias y a quienes las apoyan que son reprimidos a muerte si es necesario.


Comparación: tierras en posesión de Bennetton vs Territorio Mapuche