La verdad, aunque esté en minoría, sigue siendo la verdad...

La burguesía disfraza su propio interés particular, para que de tal forma, ese interés particular forme parte del interes general

domingo, 29 de noviembre de 2015

El caso de los 5 héroes cubanos

Desde el triunfo de su Revolución, Cuba no tuvo paz ante los intentos de desestabilización provenientes de EEUU: invasiones, secuestro de niños, múltiples intentos de asesinato a su presidente, bloqueo económico, atentados y demás conspiraciones son razones más que suficientes para que la isla intente algún tipo de defensa.
Luego del atentado perpetrado por Luis Posada Carriles y Orlando Bosch donde fue derribado un avión de Cubana de aviación en 1976, el gobierno cubano decidió enviar un grupo de 5 hombres a infiltrarse entre organizaciones anticastristas de Miami, de donde provenían todas estas agresiones.
Antonio Guerrero Rodríguez, Fernando González Llort, René González Sehwerert, Ramón Labañino Salazar y Gerardo Hernández Nordelo se encargaron de acopiar información de actividades conspirativas contra la isla en Miami y la enviaban periódicamente a La Habana. Esta información sirvió para prevenir otras operaciones contra Cuba.
El gobierno cubano denunció en EEUU a estos sectores anticastristas con pruebas contundentes (algo aceptado hasta por el FBI), pero lejos de tomar alguna medida contra los conspiradores, se capturó a estos 5 agentes bajo la acusación de ejercer tareas de espionaje en territorio estadounidense a favor de un estado extranjero (estaría bueno que se aplique al revés, lamentablemente los espías de EEUU siguen trabajando en todo el mundo) y se los involucró en la filtración de información que permitió el derribo de un avión de la agrupación anticastrista "Hermanos al rescate" que partió de Miami e invadió el espacio aéreo cubano.
Los 5 agentes fueron enjuiciados y condenados exageradamente a penas máximas: 3 de ellos a cadenas perpetuas (en el caso de Hernández una doble perpetua) y otras dos a 15 y 13 años. Amnistía Internacional nunca pudo corroborar la veracidad de las pruebas presentadas contra los 5, en parte porque EEUU se negó a presentar dichas pruebas alegando que la divulgación de las mismas pondría en evidencia a su servicio secreto. Se los culpó por haber intentado ingresar a bases militares estadounidenses de Florida y por filtrar información a la isla sobre movimiento de personal militar y datos sobre instalaciones. No les encontraron armas o bombas que representaran algún peligro para la seguridad de los ciudadanos estadounidenses.
En medio de la distensión reciente en las relaciones EEUU-Cuba, los "5 héroes" fueron liberados entre 2011 y 2014 en el contexto de un intercambio de prisioneros.