La verdad, aunque esté en minoría, sigue siendo la verdad...

La burguesía disfraza su propio interés particular, para que de tal forma, ese interés particular forme parte del interes general

jueves, 8 de octubre de 2015

El terrorismo que no quieren que veas como tal

Muchos creen que los atentados aéreos empezaron el 11 de Septiembre de 2001, pero realizar actos terroristas en aviones es de larga data. Hoy recordamos un atentado terrorista cometido hace exactamente 39 años, el 6 de Octubre de 1976, una nave de Cubana de Aviación cayó cerca de la isla de Barbados a causa de la explosión de 2 bombas a bordo provocando serios daños al fuselaje y la muerte de las 76 personas a bordo entre tripulación y pasajeros.
Entre las víctimas no había sólo cubanos, sino también guyaneses y norcoreanos. Eran civiles, 24 jóvenes deportistas, estudiantes y algunos funcionarios del gobierno cubano además de viajantes de comercio que realizaban rutinariamente este recorrido por el Caribe.
Se conoce que la CIA (Central Intelligence Agency) sabía desde julio de 1976 que los exiliados cubanos de Miami estaban planeando un atentado contra intereses cubanos. Como era de esperar hizo poco por evitarlo. Menos si figuras de renombre de la política estadounidense como Henry Kissinger o el poderoso lobby cubano de Miami (gran soporte del Partido Republicano) estaban más que interesados en acabar con la Revolución Cubana.
Terroristas Bosch Avila y Posada Carriles
Hubo pruebas fallidas, días antes en Panamá explotó una valija en un aeropuerto por una mala sincronización de la bomba. Era equipaje correspondiente a un vuelo de Cubana.
Los responsables del atentados fueron 2 terroristas cubanos exiliados: Orlando Bosch-Avila (fallecido) y Luis Posada Carriles, ambos pudieron evadir la justicia y se refugiaron en EEUU donde no pasaron por la cárcel. Estos sujetos sostienen que el vuelo que atacaron "era un avión de guerra".
Tras este incidente, los múltiples atentados personales contra Fidel Castro, la Operación "Peter Pan" y el intento de invasión en Playa Girón, Cuba envió 5 civiles a Miami para anticiparse a cualquier intento de ataque contra la isla. Estos cubanos debían infiltrarse entre la comunidad de Miami para recabar información, sin embargo, a pesar de que no cometieron delito alguno, fueron detenidos y enjuiciados por la justicia norteamericana que sin pruebas los acusó de "terroristas" y de conspiración para cometer homicidio. No se les encontraron armas ni bombas, pero parece ser que evitar actos terroristas es terrorista.
En estos tiempos se habría iniciado otra etapa en la relación entre Cuba y EEUU, sin embargo continúa el bloqueo contra la isla, la base de Guantánamo sigue en actividad y algunos de los responsables de la muerte de 76 inocentes siguen caminando libremente por las calles de Miami o tienen la chance de morir tranquilamente, rodeados de su familia, a diferencia de las 76 víctimas que ellos causaron.



Nota de color... 
Hacemos un agregado sobre la cobertura que hizo el periódico mexicano La Jornada sobre la muerte de Orlando Bosch Avila: http://www.jornada.unam.mx/2011/04/28/mundo/027n1mun
Llama la atención que la palabra terrorista al referirse a Bosch, Carriles y grupos por ellos coordinados, aparece siempre entre comillas, ¿qué considerará este medio de comunicación como un acto de terrorismo sin comillas?