La verdad, aunque esté en minoría, sigue siendo la verdad...

La burguesía disfraza su propio interés particular, para que de tal forma, ese interés particular forme parte del interes general

martes, 10 de marzo de 2015

El Otro Reich

Otto Reich
Todo imperio que se precie como tal debe contar con hombres que conozcan algo de aquellos estados a los que piensa someter. Si estos personajes guardan sus escrúpulos bajo la alfombra (suponiendo que alguna vez hayan tenido alguno), mejor.
El caso de Otto Reich es paradigmático, de madre cubana y padre austríaco se exilió con su familia en los EEUU siendo muy pequeño ante el triunfo de la Revolución Cubana. Desde entonces este "semicubano" de nombre teutón no ha hecho más que acopiar un gran resentimiento contra Cuba y contra cualquier régimen latinoamericano que mínimamente se le asemeje.
Entró a jugar en las grandes ligas de la política estadounidense en los 80 bajo el gobierno de Ronald Reagan. La guerra sucia de EEUU en Latinoamérica había sido iniciada por Richard Nixon y Henry Kissinger con el Plan Cóndor y siguió con Reagan centrada fundamentalmente en el Caribe donde continuaban las conspiraciones de la CIA contra gobiernos democráticos que no le caían en gracia al Tío Sam (El Salvador, Nicaragua, Grenada, Panamá, Cuba).
Otto Reich fue el encargado de coordinar las operaciones de injerencia en esos países "descarriados" apelando a toda clase de artimañas sucias para "salvar" a Latinoamérica del fracasado sistema socialista, miren que altruista el hombre. Su nombramiento como embajador en Venezuela fue clave para monitorear todas las operaciones de la CIA en los territorios a controlar. Para ello no dudó en apadrinar actos terroristas así como en proteger a sus perpetradores  a los que les facilitó hasta vías de escape de sus presidios (entre ellos el criminal Luis Posada Carriles), fue pieza fundamental del caso Irán-Contras en el cual EEUU le vendía armas en secreto al gobierno de Irán (considerado enemigo por la Casa Blanca desde la Revolución Islámica) para financiar a un grupo de mercenarios (los Contras) que desde la selva centroamericana intentaban derrocar al gobierno sandinista nicaragüense. Ah, ¿usted creía que lo que hicieron en Libia y Siria era nuevo? No, la civilizada comunidad internacional hace rato que financia grupos golpistas-terroristas con dinero proveniente de lugares inconfesables. Ya está todo inventado...
Reich opinando sobre la muerte de Hugo Chávez para la CNN
Reich es un republicano de pura cepa, también trabajó en los gobiernos de los Bush (padre e hijo) y también colaboró con el fallido golpe de estado contra Hugo Chávez en Venezuela en Abril de 2002. Más allá de este hecho, la escasa atención que el gobierno de George W. Bush (más preocupado por Afganistán e Irak) le dedicó a Latinoamérica, opacaron su labor aunque nunca dejó de conspirar. Se sabe que apoya algunas asociaciones como la USAid creadas para desestabilizar gobiernos bajo el disfraz de "ayuda humanitaria".
Hoy el hombre ya está entrado en años y mientras espera la vuelta republicana a la Casa Blanca para esperar algún cargo gubernamental, se dedica a seguir en la palestra desfilando por los medios más conservadores para repetir la perorata republicana contra gobiernos como el de Venezuela o Cuba.
¿Se le puede creer a un estado canalla como EEUU mientras existan sujetos como este que aspiran a seguir tomando decisiones sobre millones de vidas que no conocen su nombre?
En días en que toma relevancia cierto acercamiento entre Cuba y EEUU, y a horas de un duro informe de la Casa Blanca contra Venezuela, no olvidemos que los imperios tienen mañas, que siempre buscan su objetivo aplicando ora "mano dura", ora "mano blanda" con el afán de perjudicar siempre a los mismos.