La verdad, aunque esté en minoría, sigue siendo la verdad...

La burguesía disfraza su propio interés particular, para que de tal forma, ese interés particular forme parte del interes general

miércoles, 8 de enero de 2014

El mito de Al Qaeda

La realidad actual de los EEUU y su papel asumido de potencia del bien se puede asemejar al propio cine hollywoodense adonde el papel del héroe necesita de un némesis, un villano al cual castigar. Luego de la caída de la URSS, a EEUU se le terminó un problema pero le empezó otro, para cualquier potencia es vital la existencia de un enemigo del cual preocuparse, no se puede ejercer un imperio sin el miedo como factor de dominio de masas.
Los tiranos o gobiernos contestatarios  latinoamericanos no eran muchos ni representaban un peligro real, sin embargo ya existía una imagen prejuiciosa de los estadounidenses sobre los pueblos árabes (que se puede ver en el cine como lo cuenta este documental), son considerados fanáticos, bárbaros, poco confiables y tienen una tentación irresistible por destruir a los EEUU, al menos eso creen los yanquis medios. Además los árabes son vistos como "enemigos" del estado de Israel, un firme aliado de EEUU en Medio Oriente y para peor, gran parte del mundo árabe concentra las mayores reservas petroleras del mundo, un bien que se cree va a comenzar a escasear en unas décadas y del que los EEUU tienen el mayor consumo del planeta, ¿qué mejor que controlarlo ellos mismos?
En el mundo árabe tampoco existía una superpotencia que pudiera poner en peligro militarmente a EEUU, pero al mejor estilo de la película Mentiras que matan, desde el gobierno de EEUU y desde la CIA deciden crear un movimiento terrorista islámico con mercenarios que ya ayudaron a los norteamericanos en la lucha contra los soviéticos en Afganistán (1979-80). Estos tipos no eran todos afganos, gran parte de ellos eran de otros países musulmanes y decían seguir a un extraño sujeto llamado Osama Bin Laden. El grupo fue llamado al-Qaeda, pero este nombre ya tiene una ambiguedad que da que sospechar, no se sabe bien quien se lo puso y no está del todo claro qué significa...
La historia de Bin Laden es bastante peculiar. Se dice que este saudí proviene de una familia multimillonaria la cual tiene intereses comunes con los Bush (si, la familia de los dos ex Presidentes de EEUU) en el petróleo, fue entrenado para liderar a los mujaidines, la guerrilla que combatió a los soviéticos en una guerra que fue provocada por la CIA para precipitar la caída de la URSS 10 años después. Este tal Bin Laden, otrora un adalid de la libertad, parece que de buenas a primeras se volvió loco e intentó destruir en los 90 a quienes lo ayudaron: los Estados Unidos de América. Según los medios de comunicación estadounidenses, Bin Laden quería formar una especie de reino panislámico pero antes debía combatir a sus ex aliados yanquis.
La tendencia hacia el terror islámico fue de la mano de la creciente fama de al-Qaeda gracias a las cadenas mediáticas estadounidenses. Ya sabemos que los norteamericanos son muy crédulos de lo que ven en televisión o leen en los periódicos, y estos medios colaboraron para propagar la idea de una fuerza demoníaca atribuyéndole atentados en África, Asia y el recordado 11-S de las Torres Gemelas. Luego siguieron los atentados de Londres y el 11-M en Atocha, España, todos dirigidos supuestamente por un tipo que estaba oculto en medio de unas montañas y que las modernas fuerzas de la OTAN no podían encontrar.
Era necesario hablar mucho de al-Qaeda, de su líder, imponerlos hasta lograr el odio de los estadounidenses medios con trucos efectistas. Surgieron 2 "integrantes" norteamericanos de al-Qaeda que resultaron ser judíos y vivían en EEUU. ¿Qué fue de las decapitaciones en cámara realizadas por temibles encapuchados sobre víctimas inocentes? ¿Adónde están las armas de destrucción masiva de Saddam Hussein y su nexo con el terrorismo islámico? Quizá el invento de al-Qaeda sirvió para terminar con un trabajo que Bush padre dejó inconcluso, y como su otro ex aliado Saddam (recuerden que EEUU lo apoyó en la guerra contra Irán) no invadió ningún país, el argumento debieron inventarlo.
Quizá la historia que estamos viendo pasar en estos días fue escrita hace mucho tiempo, el surgimiento de los neoconservadores (mentores del Nuevo Siglo Americano), la instauración del enemigo árabe, el misterioso triunfo de George W. Bush que lo llevó a la presidencia aunque contaba con menos votos que su rival, el demócrata Al Gore quien poco protestó ese resultado. Probablemente era necesaria una etapa dominada por este club de neoconservadores, ya se sabe que los republicanos no tienen límites en aquellos asuntos donde los demócratas presentan algún escrúpulo, y sí o sí, para encabezar esta etapa de ocupación era vital que este grupo estuviera a la cabeza de la Casa Blanca manejando al influenciable George W Bush de igual forma que hicieron con Reagan.
Esta farsa, como una taquillera película de Hollywood, debía terminar con los buenos matando al villano, Bin Laden no podía morirse como algunos dijeron poco después del atentado a las Torres, y cuando los medios de EEUU lo necesitaban, ahí estaba el barbudo socio de Bush dando su "prueba de vida", claro, el malo no puede irse de este mundo de otra manera que no sea por balas justicieras de soldados que están convencidos en hacer una obra de bien a la humanidad.
Este trabajo sucio lo terminó de hacer, siempre según la historia oficial, el demócrata Barack Obama, en una operación de la que hay mucho misterio. En mayo de 2011 un comando de militares habría asesinado a Bin Laden en Pakistán. Hasta ahora no se publicaron fotos ni videos de la muerte de Osama, y justamente es extraño, porque siempre los yanquis y sus mercenarios se regodearon del sufrimiento de los enemigos, recordemos las torturas de Abu Grahib o el ahorcamiento de Saddam o más recientemente el atroz fusilamiento de Gadafi. ¡Qué raro! No tenían a ningún estúpido que le sacara una toma al apresamiento y fusilamiento (sin juicio previo) de este tipo que transformaron en enemigo N°1 de EEUU. Y para eliminar cualquier requisitoria, tiraron su cuerpo al mar respetando una costumbre musulmana que ni los musulmanes conocían.
¿Existió esta operación? ¿Existió Bin Laden? ¿Sigue vivo quien sea que lo haya personificado? ¿Las tomas con sus declaraciones fueron hechas en Pakistán o en EEUU?¿Qué oscura relación vincula a EEUU con la medieval monarquía saudita?
Aún hoy EEUU sigue atacando Irak, Yemen, Somalia, Afganistán y Pakistán (este último tiene capacidad nuclear) bajo la excusa de combatir a lo que quedó de al-Qaeda. ¿Cómo se puede combatir un grupo fantasma que sólo los norteamericanos ven? Ellos los crearon, y sólo ellos les darán fin, como en las películas, donde el tirano es el autor del libreto.