La verdad, aunque esté en minoría, sigue siendo la verdad...

La burguesía disfraza su propio interés particular, para que de tal forma, ese interés particular forme parte del interes general

martes, 8 de octubre de 2013

De cómo ser un bien nacido y sin embargo involucionar

Charles Darwin
Eugenesia es una palabra si se quiere pasada de moda y poco utilizada en estos días, según la Real Academia Española de Letras la define como la "aplicación de leyes biológicas de la herencia al perfeccionamiento de la especie humana". Por su parte Wikipedia define el término como una "filosofía social que defiende la mejora de rasgos hereditarios humanos". Durante mucho tiempo se discutió si la Eugenesia es en realidad una ciencia o una abominación dado que aún no se conocen muy bien sus límites y que muchos temas que hoy en día generan polémica (aborto, eutanasia, pena de muerte, esterilización) no está confirmado del todo si son o no procedimientos eugenésicos. La discusión sigue abierta.

Antecedentes en la antigüedad
Para hallar los principios de la eugenesia hay que ir a la Antigua Grecia, la palabra proviene del griego: eu=bien, genesis=nacimiento, origen, así que vendría a significar "bien originado, bien nacido". Sabemos que en Grecia antigua era habitual asesinar a los niños que nacían con alguna deformidad o discapacitados. Muchos relatos refieren a que muchos eran arrojados desde grandes alturas, como en Esparta donde el monte Taigeto era el triste final de estos niños. Otra forma de asesinar niños débiles era simplemente dejándolos abandonados en las afueras de las ciudades. Los griegos eran cultores de la belleza física y no aceptaban ninguna clase de "imperfección" entre sus individuos.
Uno de los que creían en la eugenesia era Platón, en el tomo V de "La República" menciona la necesidad de que el gobierno se involucre en controlar la reproducción. En otra afirmación de Platón en el libro se sostiene "que los mejores hombres deben cruzarse con las mejores mujeres la mayor cantidad de veces posible, y los peores, entre ellos, todo lo contrario...".

La endogamia del poder
Durante muchos años, las monarquías europeas practicaron una forma de eugenesia. Debido al temor por que las riquezas de los reyes se derramara hacia alguna familia innoble (plebeya), los integrantes de familias reales solían casarse entre sí. Muchos tenían suerte y desposaban a nobles extranjeras, pero otros no y empezaban a ejercer la endogamia (se casaban con otros integrantes de su misma familia). Esta práctica se pensaba, era para preservar a las "mejores familias" de mezclar su sangre azul con la plebe, la chusma, sin embargo el cruce entre nobles no producía siempre la mejor progenie. Sobran casos históricos de miembros de familias reales con problemas mentales severos (recuerdo a Carlos II, rey de España, y último de los Habsburgo), atormentados frutos del incesto (como Giovanni Borgia , hijo del Papa Alejandro IV-Rodrigo Borgia- con su propia hija, Lucrecia), abortos espontáneos, malformaciones, etc. Los efectos de la endogamia ocasionaban problemas genéticos inmediatamente o salteando una generación (hijos de una relación endogámica tenían a su vez progenie con problemas físicos o mentales aunque no tuvieran una relación endogámica).
Gracias a la Revolución francesa, por toda Europa surgió un nuevo sector social: la burguesía, muchos nuevos ricos cumplían los "requisitos" para que miembros de su familia se crucen con nobles solteros.
Aún así la endogamia se siguió practicando, la poderosa familia Rothschild tuvo casamientos entre primos o entre tío y sobrina.
La creencia de que el poder económico (y quizá político) de una familia es una virtud que debe ser "protegida" de la inserción de miembros de sectores más modestos es algo que aún con matices, se ve en nuestros días.

La eugenesia alcanza rango científico gracias a Darwin
Los británicos durante los Siglos XVIII y XIX dieron muchos referentes al movimiento eugenésico que aportaron estudios científicos justificando así la necesidad de una procreación controlada.
Uno de ellos fue el religioso Thomas Malthus quien hacía estudios sobre economía y política, entre ellos lo que se dio a conocer la teoría "catastrófica malthusiana". Esta expresa el problema de la superpoblación y la falta de recursos para alimentarla. Según Malthus la soperpoblación se sustentaba en vicios éticos como el adulterio, las relaciones sexuales previas al matrimonio y demás uniones "irregulares". Hasta acá se nota mucho la influencia conservadora típica de un religioso, sin embargo Malthus agregaba ciertos "vicios" exclusivos de la pobreza.
Árbol genealógico endogámico Darwin-Galton-Huxley-Wedgwood
Quien observó con sumo interés las afirmaciones de Malthus fue el naturalista sir Charles Darwin y las conectó a su teoría de la selección natural en el proceso evolutivo y a ciertos argumentos de su primo Francis Galton quien creía que los aspectos mentales y morales eran hereditarios. En la obra de Darwin "El origen del Hombre" se afirma que la humanidad puede mejorar si se impide a los débiles procrear. Galton, padre de la Biometría (práctica que consiste en rastrear los antepasados de las personas según sus rasgos, muchas veces se usó para determinar quienes eran lo suficientemente puros como para poder reproducirse), fue quizá el primero en utilizar el término Eugenesia a la procreación entre miembros de una "casta superior" con el fin de mejorar a la especie humana (eugenesia positiva) y la intención de que los individuos más débiles, "inferiores" no lo hagan a fin de no entorpecer el proceso evolutivo (eugenesia negativa). Estos principios llegaron a imponer leyes eugenésicas en varios países como Brasil, EEUU, Bélgica o Suecia hasta bien entrado el siglo XX. Vale tener en cuenta que existían muchos dizque científicos que confundían prejuicios con ciencia como era el caso del médico y criminólogo italiano Cesare Lombroso quien sostenía que los delincuentes eran fácilmente detectables por ciertos rasgos faciales y/o raciales, estos paradigmas alcanzaron una notoriedad y credibilidad que tardó en ser desterrada, al menos de las leyes...
Cesare Lombroso
Hubo verdaderas celebridades que apoyaron la eugenesia como el escritor H.G.Wells, Alexander Graham Bell, sir Winston Churchill y George Bernad Shaw (Ver su defensa de la eugenesia clickeando aquí) y hasta Nikola Tesla. Algunos se tomaron tan en serio la pseudociencia que las familias Galton, Darwin, Huxley (uno de sus miembros, Thomas era biólogo, ferviente defensor del Darwinismo social quien se ganó por ello el apodo del "bulldog de Darwin", sería un blandito el hombre...) y Wedgewood (Josiah fue el "rey de la porcelana" en Inglaterra, prominente empresario) pactaron a fines del siglo XVIII que sus familias practicarían la endogamia con el fin de producir "superhumanos" en pocas generaciones. El problema es que a la 3° generación ya es muy alta la posibilidad de que se crucen entre primos y empiecen los problemas de la progenie. Vale decir que Charles Darwin, el famoso evolucionista, y su primo Francis Gaulton fueron fruto temprano de esta endogamia entre 4 familias quizá por ello sostuvieron la endogamia entre sus familias como una forma de acceso a la evolución. Los descendientes  inteligentemente cortaron con la endogamia que ya empezaba a presentar casos problemáticos en la descendencia. Algunos desobedecieron el mandato endogámico tempranamente y tuvieron la buena idea de casarse con gente completamente ajena a la familia.
Con las leyes de Mendel aparecieron diferentes puntos de vista con respecto a la eugenesia, una marcada por biólogos y otra por estadísticos que estaban de acuerdo con la aplicación de la pseudociencia pero no con los métodos aplicados para arribar a conclusiones fidedignas que permitieran su desarrollo.

Francis Gaulton
La eugenesia en tiempos de Hitler
Adolf Hitler fue fiel reflejo de una época, cuando uno va metiéndose más en la historia de la eugenesia se observa la naturalidad de esta práctica durante gran parte del siglo XX que muchos intelectuales apoyaban explícitamente.
Hitler culpó por la debilidad de Alemania a ciertas "razas inferiores" que contaminaban y pervertían a la sociedad: judíos, gitanos y eslavos principalmente, quienes eran acusados de usura, vagancia o delincuencia y merecían ser erradicados de Alemania. También sufrieron la limpieza nazi los homosexuales y discapacitados por pervertir, y por lo tanto empeorar la especie. Para ello el Führer observó con suma atención el trabajo de eugenistas estadounidenses como los racistas Charles Davenport o Harry Laughlin que proponían estrategias para que los negros en EEUU dejen de tener hijos y que su cantidad así fuera disminuyendo o impedir que ciertas personas con "defectos físicos o morales" tuvieran hijos, estos eugenistas fueron financiados por acaudaladas familias como los Carnegie o Rockefeller y hasta llegaron a tener leyes de esterilización aprobadas por el Congreso de EEUU.
También en Inglaterra, a principios del siglo XX existían agencias pro-eugenesia para detectar quienes debían ser esterilizados, a que miembros de clases populares les quitarían los hijos, y cuantos de estos pequeños serían disimuladamente asesinados....En Londres hasta se organizó un congreso de Eugenesia como si fuera una ciencia consagrada en 1912.
Hitler embebido en esta moda llegó a felicitar a un eugenista estadounidense, Madison Grant, por su trabajo en favor de mejorar a la humanidad.
La propaganda eugenista en EEUU llegó a iglesias, escuelas y hasta al cine a través de la película Tomorrow's Children (Los niños del mañana, 1934) donde se trata el caso de una joven empleada doméstica forzada por sus patrones a ser esterilizada por ser pobre y tener un pariente discapacitado y el otro preso.
El Nazismo quizá fue el régimen que más se animó a llevar a fondo las políticas eugenésicas. El médico Josef Mengele llevó a cabo horrendos experimentos de esterilización y otros, sobre seres humanos usados como cobayos, que indefectiblemente los llevaban a la muerte. El genocidio era visto por los jerarcas nazis como un programa de "higiene racial", a los débiles mentales, epilépticos o discapacitados motrices se los sometía a eutanasias forzadas.
Joseph Mengele
Llama la atención que la persecución a muchos jerarcas nazis no fue tan fuerte en el caso de los médicos que trabajaron con Hitler (como así con otros científicos). Muchos que cometieron experimentos horrorosos con personas terminaron trabajando en EEUU o en Gran Brataña sin pasar, al menos, 1 día en una cárcel.
Después del nazismo la eugenesia cayó en fuerte desprestigio, pero no por eso dejó de ser practicada incluso bajo el marco de la legalidad y con cierta discreción. A veces se la practicó bajo otros nombres.
Hasta mediados del siglo XX en EEUU muchos discapacitados fueron esterilizados. En Sudáfrica bajo el régimen del Apartheid, corrieron la misma suerte muchos negros (y se les fue la mano con los asesinatos también) para minimizar su población. Canadá, un país que muchas veces nos ponen como ejemplar por su desarrollo, sostuvo leyes de esterilización forzada sobre personas genéticamente inferiores, entre las que contaban inmigrantes de Europa Oriental. Suecia practicó durante 40 años medidas de esterilización sobre discapacitados y también en minorías étnicas bajo la excusa de mejorar la sanidad.
No es extraño que muchas razas de perro provengan del norte de Europa, a veces hasta surgen razas nuevas(!). La eugenesia se aplicó a fondo en los canes para desarrollar determinadas cualidades sobre ciertas razas y el éxito de la práctica llevó a muchos poderosos, que en muchos casos gustaban de los animales con pedigree, a pensar que esta técnica sería provechosa en los seres humanos.
La eugenesia se aplica en muchas especies animales domesticadas en nuestros días.

Las polémicas en nuestros días
Muchos sectores conservadores se oponen a leyes abortistas, reproducción responsable (o planificación familiar), muerte digna (eutanasia), métodos anticonceptivos o esterilización optativa para aquellos que no quieran tener más hijos. Lo que sería una suerte de conspiracionismo de derecha que intenta apelar a una práctica desprestigiada para negar derechos reproductivos o sobre sus propios cuerpos a individuos que tienen todo el derecho a determinar si quieren concebir y cuantas veces o si quieren morir para evitar un final penoso e inevitable debido a una enfermedad terminal. Estos "argumentos" vienen dados bajo excusas que apelan a la religión por gente que no dudaría en hacerse secretamente un aborto ante un embarazo inoportuno o aplaudirían la pronta partida física de algún pariente que les puede dejar una jugosa herencia. Esta misma gente también proclama la falsedad de la superpoblación y los números están a la vista...
Sin embargo ciertas medidas que si nos recuerdan lo peor de los tiempos eugenésicos se siguen aplicando bajo la aprobación de muchas sociedades prejuiciosas en tiempos de crisis: reparto de pastillas anticonceptivas entre poblaciones carenciadas, esterilizaciones secretas a mujeres pobres que tenían muchos hijos y luego de una cesárea les ligaban las trompas o la siempre vigentes medidas en contra de la entrada de "ciertos inmigrantes que ponen en riesgo la identidad de la población al cruzarse con ésta" (lo que vendría a ser una prevención de medidas eugenésicas a futuro debido al mestizaje indeseado). En tiempos de crisis los umbrales de tolerancia a los inmigrantes se acortan (más cuando pertenecen a minorías étnicas), en Europa ahora cunden políticas anti-inmigratorias debido a la crisis. Se acusa a los inmigrantes de quitar empleo a los locales, de delinquir, de terrorismo, de narcotráfico... esto explica el crecimiento de la ultraderecha en gran parte de Europa, particularmente en países inmersos en crisis.
Diera la impresión, que con un hábil trabajo de los medios de comunicación, ciertas prácticas eugenésicas podrían ser aceptadas por una sociedad miedosa e influenciable, todo depende en que presenten bien el tema.
La eugenesia siempre está latente, con otros nombres, presentada de manera amena para que la aceptabilidad en pueblos desinformados sea más alta. Nunca deja de ser una herramienta a mano de los poderosos para dividir a los pueblos y mantener sus privilegios sin molestias.