La verdad, aunque esté en minoría, sigue siendo la verdad...

La burguesía disfraza su propio interés particular, para que de tal forma, ese interés particular forme parte del interes general

sábado, 11 de abril de 2015

No sólo de Darwin...

La perca del Nilo es un pez de carne exquisita, muy apreciada en Europa. De su pesca dependen muchas poblaciones africanas próximas a los grandes lagos de la cuenca del Nilo (Lagos Victoria y Tanganika).
En las orillas de estos lagos la actividad pesquera colecta grandes cantidades de pescado, que luego de ser fileteado y empacado es transportado a Europa en misteriosos aviones que aterrizan riesgosamente cerca del lago. La perca del Nilo se vende cara en Europa, pero los pescadores africanos ven muy poco de este dinero, a la vera del lago abunda la miseria, niños huérfanos, jóvenes prostituyéndose o mendigando y toda clase de delitos.
El misterio surge con la cuestión de los aviones que trasladan el pescado que se llevan de África, muchos se preguntan si traen algo de Europa, alguna gente de la zona cree que vienen completamente vacíos...
Los pilotos de éstos aviones son ciudadanos europeos (en muchos casos oriundos de países del este) que realizan frecuentes viajes a zonas guerra llevando armas y yéndose con alimentos, minerales u otras riquezas naturales de éstos países en conflicto. El contrabando de armas es secreto, y sería parte del pago por lo que los europeos se llevan, como en el caso de Tanzania, un alimento que es tan necesario en ese lugar para ir a engordar barrigas en regiones donde la comida es fácil de conseguir.
A los locales les dejan las sobras, lo que queda del fileteado del pescado son las cabezas, cola y espinazo de la perca que son fritos (a veces con una putrefacción ya iniciada) y ¡vendidos! a los pobres hambreados de la zona.
Otro misterio es la existencia de este pez en estas aguas, a pesar de lo que su nombre sugiere la perca no es una especie de la zona sino que fue implantada. Algunos afirman que un día un sujeto apareció con un balde de agua repleto de alevines de perca y los tiró en el lago, como toda especie invasora, su crecimiento poblacional fue incontenible, pronto superpobló las aguas y al tratarse de una especie carnívora, diezmó las especies autóctonas, a tal punto que las percas empezaron a practicar el canibalismo ante la cuasi extinción de especies que fueron presa. La desaparición de muchos de éstos peces locales alteró la calidad de las aguas.
¿Por qué alguien querría inocular una especie ajena en estos lagos? ¿Sabría del negocio que originaría? La pesca de la perca motivó que muchos granjeros abandonaran sus actividades y se dedicaran al miserable negocio pesquero. Algunas muchachas venden su cuerpo y dignidad a los pilotos europeos que las denigran y les pagan migajas.
Este documental francés trata el caso de Tanzania, pero La Pesadilla de Darwin ejemplifica lo que ocurre en gran parte del continente africano con imágenes y relatos conmovedores. África, ese lugar donde abundan la riqueza que gozan otros y la miseria que soportan los locales.